Búsqueda personalizada

jueves, 7 de junio de 2007

poema para el limpiabotas

un poco por todo dejo esto aquí, que tiempo ha desde que nos encerramos para sacar imagenes adelante.
más versos, de noche,
sonando en la radio de un coche pasado de moda.


POEMA PARA EL LIMPIABOTAS


Equilibrio es el que mantienen los caracoles
que trepan los acantilados de Santa Mónica;
Suerte es bajar andando la Western Avenue
y que las chicas de una sala de masajes
te griten, "Hola cariño".

El milagro es tener cinco mujeres enamoradas de ti
a los 55 años,
y lo bueno es que sólo puedas
amar a una de ellas.

El regalo es tener una hija más buena
que tú, con una sonrisa mejor que la tuya.

La calma te la da conducir un
Volkswagen azul del ´67 através de las calles
como un adolescente, escuchando
-El anfitrión que más te quiere- en la radio,
disfrutando del sol, disfrutando del fuerte zumbido
de un motor reconstruido
mientras serpenteás en el tráfico.

La bendición es que te guste la música rock,
la música clásica, el jazz...
Todo lo que contenga la energía original del placer
y la probabilidad que retorna
es la tristeza profunda por debajo
de ti, por encima de ti
entre paredes como guillotinas
furioso por el teléfono que suena
o los pasos de alguien que pasa;
pero la otra probabilidad
(el extremo melodioso que
siempre viene a continuación)
hace que la cajera del
supermercado se parezca a Marylin,
a Jackie antes de que acabaran con su amante de Harvard
a la chica del Instituto a la que todos
seguíamos hasta su casa.

Está lo que te ayuda a creer
en algo más aparte de la muerte:
alguien que se acerca en un coche
por una calle demasiado estrecha
y se corre a un lado para dejarte pasar,
o el viejo boxeador Beau Jack
limpiando zapatos
después de pulirse todo el fajo de billetes
en fiestas,
en mujeres,
en parásitos,
tarareando,
respirando sobre el cuero
dándole al trapo,
levantando los ojos y diciendo:
"¡Que coño!. Lo disfruté una temporada
que me quiten lo bailado".

Algunas veces soy amargo
pero en general el sabor ha sido
dulce, sólo que no me he atrevido
a decirlo.

Es como
cuando tu mujer te dice:
" Dime que me quieres"
y tú
no puedes.

Si me ves sonreír en
mi Volkwagen azul
pasándome un semáforo en ámbar
conduciendo rumbo al sol
es que estoy atrapado en
los brazos de una
vida loca.

Pensando en los artistas del trapecio
en los enanos con grandes puros
en un invierno ruso a principios de los años ´40,
en Chopin, con su bagaje de tierra polaca
en una vieja camarera que me trae una
taza extra de café
y se ríe mientras lo hace.

Lo mejor de ti
me gusta más de lo que crees
los demás no cuentan
a no ser porque tienen dedos y cabezas
y algunos tienen ojos
y la mayoría tienen piernas
y todos ellos
tienen sueños buenos y malos
y un camino por recorrer.

La justicia está en todas partes y funciona
y las ametralladoras y los billetes
y los cercos
lo demuestran.


bukowski

3 comentarios:

Ester G. C dijo...

oye, qué fuerte tayler.

el otro día abrieron un post en el rincón, sobre las poesías favoritas y tal y cual...y claro, yo puse ésta, la del limpiabotas.

cada vez que alexis viene a mi casa, lo siento en el sofá y se la recito...así, con cara de buko (entonación y todo) que debo de parecer gilipollas...y él me mira y no me quiero ni imaginar la cantidad de estupideces que se le deben pasar por la cabeza.

y nada, hoy me paso por aquí...y el limpiabotas que me persigue...

un saludo.

Ester G. C dijo...

jejejejeje...hostia, te prometo que llevo todo el día pensando que esta poesía me persigue. así mejor.

el caso es que hoy estoy habladora y con ganas de contar cosas y como me rimo y tal...pues nada, os cuento que creo que estoy dentro de la poesía esa. vamos, que la escribí yo un día que debí meterme en el cuerpo de bukowski. fuera de toda lógica, por supuesto.

pero es que, a veces pongo ojitos (cuando le miro) de "lo mejor de ti me gusta más de lo que crees. los demás no cuentan". y aunque no se lo digo con palabras, el lo ve claro, muy claro.

en fin, serafín, que tengo ganas de abrazaros, así superfuerte...pa que todos vean que nosotros también estamos atrapados en brazos de una vida loca...y qué loca, que hasta nos rima.

PD: igual me grabo recitándola...con pasión y tal...

Bioy-Broncoff-Lomox-Monín dijo...

sabes donde puedo hallar el poema en inglès??
todo el poema es como leer una antologìa de canciones de tom waits... es genial!!