Búsqueda personalizada

miércoles, 13 de junio de 2007

hasta puede que sí

es lo más parecido a leer a gil de biedma a las 3 de la mañana
mientras te advierto de que no me pienso dormir,
y luego correr detrás de montero
y suicidarnos en mitad de una pagina, sea la que sea,
mientras decido no poner música si a cambio me das muchos besos.

diría que es bastante impreciso de describir el gesto que haces
cuando me lees los mensajes de silvi,
o te levantas porque no recordabas un verso
"y esas cosas hay que recordarlas".

me recuerda a cuando vamos de la mano juntos,
y madrid está al fondo
y nosotros estamos de su parte.

como daniel herrera apoyandose sin poder en la barra
e inés disculpandose porque se le fue la mano
mientras le pone otra.

o cuando te digo al oido: la sonrisa de victor sierra viene de oriente
o también que
me gustaría jugar al escatergoris con oscar aguado y silvi a la vez,
aunque yo me quedase callado toda la partida,
que podría ser.

todo me lleva a cuando te pones a afinar la guitarra
y yo te miro,
o a cuando tú, como ayer le conté a miguel angel barroso, empiezas a editar videos
tocando botones como si fuesen caricias
y luego sale lo que sale,
y yo en medio, con ese privilegio de que me quieras
a pesar de todo.

por eso me resulta tan fácil enumerar raciones individuales de poesía
y juntarlas a modo de tapa
para que todos piquemos un poco.
dar la lata es cosa de locos y de eso sabemos un rato.

por si acaso mañana nos pilla levantandonos otra vez tarde,
quería decirte que a la ocho a eme estás igual de maravillosa
que a cualquier otra hora del día, solo que dormida
y entonces todo se para
y es muy parecido al momento albertpla después de corrernos,
quedarnos tirados mientras notas que el sudor se enfría
de dos en dos
como se apaga el motor
de un cuatro por cuatro.

como una legaña en mitad de un sueño,
bailando claqué
y hacindo aspavientos con tus pesadillas.

como camino de ida en el metro de madrid,
y una chica asomandose para ver lo que leo.

igual
que una copa puesta al revés para detener el tiempo
y luego no hacerle caso.

así estamos,
apestando a poesía que hasta damos envidia,
mi pecado capital es el mismo que el de jhon doe
pero ese es otro tema,
yo venía para hablar de nuestro libro
aunque no le hayamos escrito todavía.

5 comentarios:

Reyes dijo...

Joder Escandar, joder Escandar, joder Escandar.

Juan dijo...

Suena muy hermoso. Apesta a poesía. Con el verano, los olores se notan más.

soy yo dijo...

Sobre todas las formas de mirar, hay una;
una que prevalece sobre todas las demás,
y está cansada porque vuela
y vuela en el instante, y recorre miles de kilómetros,
de cara en cara,
todas preciosas como mariposas imposibles,
caras de dueños derrotados,
ganadores en sueños
y necesarios para embellecer el mundo,
y cansada se viste de deseo
porque sabe que todo parte de un deseo, y desea
quedar fija en la sonrisa
de una ruvia empapada en poesía
para desnudarla letra a letra, verso a verso.

Y fue anoche
que esa mirada se hizo gesto en mi retina,
yo vi que se tornó alivio
porque atisbaba conclusiones,
y a través del corazón iba sanando llagas
cuando desde tus ojos partía un arco
que intentaba llegar al sol
y lo consiguió,

y ese momento se almacena en la garganta
en formato recuerdo
por si alguna vez te escupo en las pupilas
y sea la humedad dulce
entre la sal de alguna lágrima.

UB dijo...

¿He leído Gil de Biedma? Creo que me está dando un shock. Es la palabra de dios.

Juan dijo...

Marta y sus diosecillos (a los que yo también adoro, pero yo soy sintoista). Sabiais queridos lectores que el cumple de Éscándar se acerca, se acerca, se acerca....??? Investigad esta beta. J