Búsqueda personalizada

miércoles, 29 de agosto de 2007

animal es.

se nos da fatal hacernos pasar por extraños que hablan por teléfono
como dos secuaces 10 años después de aquel atraco que cambió sus vidas.
además entre teclas y sabanas yo sigo palpando
y sigo un camino de heridas, reproches y probabilidades que espero no me lleven a ninguna salida,
porque ya sabes que me encanta sentirme acorralado,
me pido el lado derecho de la cama, contra la pared,
y si me das la espalda no voy a prometer no metertela.

lo demás es un juego de naipes donde perdemos la ropa pero ganamos en todo lo demás
que es un cuágulo con forma de corazón y ritmo taquicardiaco basado en espamos
y metesacas para nada vulgares
y en ciertos lugares ya te dije que te violaría pero es que tú siempre te dejaste,
y mejor así.

tanta chorrada para quitar la cursilería a una simple nota de niños donde poner te quiero
es lo más complicado que has hecho en tu vida,
porque tienes miedo de que ciertas palabras, en ciertos momentos, pierdan todo el sentido que a ti te dan.

es como reirnos de la soledad cuando antes y posiblemente después, tú ya sabes,
solo es,
solo se está.

echo de menos tener cerca de la boca tus pies,
doblarte como un interrogante penetrado a chillidos,
morderte en el culo y esperar que tú me digas ay!!! y si te la corto en cachitos...

eso es.
eso somos.

personajes escritos por nosotros mismos,
personas de ropa pa dentro,
animales.

5 comentarios:

Dani dijo...

A ver si se te ve el pelo por la capital, perro

gsus dijo...

A MUCHOS LES CRECEN ALAS

cuando la misería más grande
es el amor
la gente huye de las casas
con la cabeza llena de pájaros.

así
comienza simplemente a percibir
la existencia común del aire,
la generalidad del sol,
o de las calles
la particular hostilidad de esta tierra.

sucede
que a muchos les crecen alas
y poco a poco empiezan a volar.
primero es un envión
después un salto torpe
contra la ley de la gravedad
y luego el vuelo
como la mano suspendidad en del adiós en su tarjeta azul.

hoy
sin ir mas lejos
han invadido el centro de la ciudad
y las palomas de la plaza
pueden suponer que el aire
exuda también sus propias manchas
de humedad.

casi incorpóreos
casi la respiración de la luz
ellos de su flacura extraen la locura de volar y planear sobre todo
incluso en nuestras vidas,

mientras nosotros
groseramente
nos hemos puesto de cabeza
a tomarle el peso a nuestras cosas.

holver martínez borelli.

isabel dijo...

texaba de menos!
beso

Violeta dijo...

"se nos da fatal hacernos pasar por extraños que hablan por teléfono"


"echo de menos tener cerca de la boca tus pies,
doblarte como un interrogante penetrado a chillidos ..."

OLÉ ;)

Reyes dijo...

Las madalenas, sobaos y colacaos, lloran tu ausencia. Vuelve.